Erreportaiak - Reportajes

2022-03-21
Sociedad - Gizartea

Entrevista a Jokin e Iraitz, participantes en la plataforma contra el plan de videovigilancia.

Jokin e Iraitz, miembros de la plataforma.

¿Cuál es el origen de la dinámica y como surge todo?

Bueno, realmente la dinámica va cogiendo forma de manera muy natural. A mediados de enero algunas de nosotras nos encontramos en este mismo medio (haciendo referencia a Plazaberri) una noticia que anunciaba la intención del Ayuntamiento de Barañain de poner en marcha un plan para la instalación de varias cámaras de vigilancia en diferentes zonas del pueblo. Esta noticia nos sorprendió mucho y de manera negativa, alarmando a muchas de nosotras. Así, comenzamos a comentarlo con personas cercanas, y algunas de nosotras decidimos que debíamos de hacer algo al respecto, que una cosa así y decidida a espaldas de la ciudadanía no podía pasar sin mas. Es ahí cuando empezamos a comentarlo con gente diferente y, vista la indignación que mostraban muchas vecinas, decidimos llamar una asamblea abierta, la cual sería el punto de partida de todo esto.

¿Qué razones os llevan a rechazar el plan de videovigilancia?
Realmente las razones son muchas, y cada persona tendrá las suyas. En la primera asamblea abierta que convocamos apareció gente muy diversa, y todas estábamos de acuerdo en rechazar el plan, cada una desde su punto de vista.

Muchas de nosotras, como jóvenes, nos hemos sentido muy criminalizadas con este planteamiento. Los términos en los que se plantea, incluso como se argumenta y justifica por parte del ayuntamiento, ponen en el punto de mira a la juventud. Esto nos parece algo muy grave y fuera de lugar, más si cabe en un contexto pandemico como el que estamos viviendo. La juventud ha sido mediaticamente criminalizada. Nos han quitado a base de prohibiciones los espacios de ocio y de socializacióon naturales de la juventud, sin ofrecer ninguna alternativa. Sanciones y criminalización de la juventud, pero sin ofrecer ninguna alternativa. Han condicionado nuestras vidas totalmente, pero nadie se ha preocupado por nosotras ni las consecuencias psicologicas y sociales que ello conllevaba para nuestras generaciones. Estas medidas nos parecen otro ejemplo de ello. Un Ayuntamiento que no ha hecho nada por ofrecer alternativas de ocio y socialización a una juventud que lo estaba pasando realmente mal, ahora quiere perseguir y calificar como “criminogenas” las zonas en las que se junta la juventud.

Por otra parte está también el cómo se toma esta decisión, como se gestiona y, sobre todo, como nos enteramos las vecinas. Nos parece paradigmatico, representativo de un modelo de gobernanza autoritario que da la espalda a la participación vecinal. Este plan se ha elaborado intentando que nadie se enterase, a espaldas de las vecinas. Nos hemos enterado por la prensa cuando la decisión ya era firme y todo el pescado estaba vendido.

Además, nuestra opinión particular es que Barañain es un pueblo seguro y que la paz y el bienestar social de una localidad como esta no se consigue precisamente plagandolo de cámaras y criminalizando a la juventud, sino todo lo contrario. Se consigue ofreciendo recursos y alternativas para todas.

¿Hacéis una critica al modelo de gobernanza, a que mas lo extendéis?

Es una consideración general, que hace referencia al modelo de gobernanza del actual equipo de gobierno del Ayuntamiento. Podríamos poner también en ejemplo de las vaquillas en fiestas, que recientemente hemos conocido. Sin entrar en el debate a favor o en contra de su celebración, la forma en la que se toman las decisiones nos parece muy grave, igual que con las cámaras. Dando la espalda a las vecinas del pueblo, pasando por encima de una consulta popular que el propio ayuntamiento puso en marcha y contradiciendo los resultados de dicha votación, sin que nadie se entere una vez mas han hecho lo que les ha dado la gana. A esto nos referimos con el modelo de gobernanza, a que hacen lo que les da la gana, sin ningun tipo de participación e intentando que nadie se entere.

¿Cómo creeis que va a evolucionar el plan? Creeis que el ayuntamiento se echara para atrás como ha sucedido en la localidad vecina de Zizur nagusia?

Efectivamente, recientemente hemos conocido la noticia de que el Ayuntamiento de Zizur se ha echado para atrás. La presión social y la movilización popular así como la dimensión mediática y la polémica que ha suscitado el tema parece que ha hecho al Ayuntamiento recular. Nos parece un precedente muy interesante y muy a tener en cuenta, que demuestra que la organización y la movilización vecinal sirven para algo. No obstante, es cierto que de momento no vemos al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barañain en esos parámetros. No quieren “bajarse del burro”. De todas formas tenemos claro que seguiremos denunciando y movilizándonos en contra de este plan y de todas las decisiones de este tipo que se tomen a espaldas de la ciudadanía, seguiremos peleando, ya que si les dejamos hacer seguirán actuando de la misma manera. Si no hacemos nada el día de mañana nos encontraremos con un pueblo repleto de cámaras, un grado de criminalización de la juventud altísimo y un modelo de gobernanza autoritario y nada participativo. Es a lo que no dirigimos.

Respecto a vuestra dinámica, ¿Cuál preveeis que va a ser su evolución? Tenéis algo planteado?

El funcionamiento de esta plataforma ha sido abierto, participativo y asambleario desde el minuto uno, y así queremos que siga siéndolo. Es por ello que precisamente éste miercoles por la tarde hemos convocado una asamblea abierta para valorar el recorrido de la plataforma hasta ahora y plantear nuevos retos.
Así pues, invitamos a todas las vecinas del pueblo a acercarse a la casa de Cultura este miércoles (23 de marzo) a las 18.00 de la tarde. Ahí decidiremos entre todas como continuar con el tema.

¿Alguna cosa mas que añadir?

Simplemente decir que, si queremos un Barañain participativo, pensado por y para las vecinas, verdaderamente democrático y popular, las vecinas tenemos que implicarnos, reivindicar, denunciar lo que no está bien y movilizarnos para que se nos tenga en cuenta. Queremos un pueblo para todas y todos, un modelo que no excluya a nadie, y conseguirlo solo está en nuestras manos.

Diseño y desarrollo Tantatic